351 7860855

  • 9 de Julio 37 · 1º piso Loc. 23 · P. de la Oriental (Centro) //
  • Rondeau 278 · Nva. Cba. //
  • Independencia 883 · Nva. Cba.

La depilación definitiva es actualmente el método más eficaz para eliminar el vello indeseable, ya que además de sus buenos resultados mejora el aspecto de la piel, sobre todo aquellas zonas con sombra de vellos o folículos notorios. Pero ¿qué hay que tener en cuenta al momento de someterse a este método?

«Lo primero que una paciente debe saber frente a la depilación definitiva es que duele. Cuando el folículo piloso se calienta por los métodos elegidos, ya sea Luz Pulsada, SHR, métodos por calentamiento como el Soprano, hay un punto en el que el bulbo se calienta más que la piel. El calor acumulado es el que destruye al bulbo; si no, el bulbo no se destruye. Ese calor molesta y duele, dependiendo de la sensibilidad de la paciente. Pero duele; si no, no depila», explicó en diálogo con Infobae la Dra. Irene Bermejo, médica dermatóloga, con una amplia trayectoria en el servicio de Dermatología del Hospital Durand y miembro titular de la Sociedad Argentina de Dermatología.

«Si la depilación no llegara a doler, puede ser que se afine el pelo, pero ello no llega a destruirlo. Esto no sólo baja la calidad del resultado, sino que también afina el vello y luego no puede depilarse más. Al afinar el pelo se impide que sea depilado como corresponde. Otro aspecto que las pacientes tienen que tener en cuenta es que el color del pelo es el que capta la luz y lo transporta hasta el folículo, para destruirlo. Si el pelo es claro o muy fino, no puede absorber calor», sostuvo la especialista.

Bermejo afirmó que a la hora de elegir lugares de depilación, las ofertas desmedidas deberían hacer reflexionar a la paciente. «Los lugares serios trabajan sobre la base del conocimiento científico de la piel, que es esencial para usar láser y no bastardear el tratamiento. Una depilación hecha en estas condiciones no debería llevar más de 5 a 8 sesiones con éxito. Si tomara más cantidad de sesiones existen diferencias de técnicas que siempre disminuyen la calidad del trabajo con perjuicio para la paciente», sostuvo.

Informarse es la mejor forma de prevenir. Al elegir la depilación definitiva como método, se debe constatar que el lugar donde se realice esté habilitado por el área de Radiofísica Sanitaria del Ministerio de Salud y que los equipos estén autorizados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).